Tokyo Día IX

Viernes, 10 Julio 2009.

Ya dando los últimos coletazos de nuestro viaje, nos fuimos a visitar el barrio de Roppongi. Es un barrio muy poco "japonés", ya que albergó a las tropas estadounidenses durante la Ocupación Americana, después de la segunda guerra mundial. De ahí que comenzase a formarse aquí una comunidad gaijin (extranjero) importante.
Principalmente es un distrito de marcha nocturna, pero tiene 3 zonas (Roppingi Hills, el Centro Nacional de Arte y Tokyo Midtown) que están cambiando el concepto del barrio, aunque sigue siendo un sitio muy popular para salir, sobre todo entre las jóvenes japonesas y los gaijin.

Nosotros pasamos a visitar Roppongi Hills. Al parecer, tardó 17 años en estar totalmente acabado. Para su desarrollador, el magnate Mori Minoru, era un nuevo concepto urbano en Tokyo. Está bien surtido de espacios abiertos y verdes. Su edificio principal, la Torre Mori, tiene 54 pisos e incluye el Museo de Arte Mori ocupando sus primeros pisos. Se puede subir a un observatorio en el punto más alto de Tokyo por 1500 yens.
Foto del edificio.




Otra de las cosas que llama la atención de Roppongi Hills son sus esculturas al aire libre. Foto de una araña enorme. Aunque no puede apreciarse en la foto, en el abdomen tiene incluso los huevos...

Después de un paseo por este nuevo concepto urbano, nos fuimos a la caza y captura de la Torre de Tokyo, uno de los símbolos de la ciudad.
Foto de la torre desde Roppongi Hills.

Es ese pico que resalta al fondo. Como veréis, nos acompaña el clima de Tokyo en Julio. Estamos en plena estación de lluvias.
Otra foto del rascacielos abajo.

Como iba diciendo, la Torre de Tokyo mide 333 metros, y es blanca y roja. Es una copia de la Torre Eiffel construida en 1958, aunque es unos metros más alta que la torre parisina. Antes de que se construyera Roppongi Hills, su observatorio superior, a 250 metros, era el mirador más alto de Tokyo.
Subir a los dos miradores, el principal y el superior, cuesta unos 1500 yens también.


En una de las patas de la torre vimos esta escultura de unos Akita Inu (creo) en la nieve. Nos gustó mucho, así que aquí tenéis la foto ^^


Después dirigimos nuestros pasos hacia Zojo-ji.
Situado en la zona oeste del parque Shiba-koen, es el templo del clan Tokugawa (fueron shogunes de Japón desde 1603 hasta 1868, cuando tuvo lugar la restauración Meiji que devolvía el poder al Emperador y ponía fin al gobierno militar)
Aunque el templo se construyó en 1393, fué trasladado a este emplazamiento por Tokugawa Ieyasu en 1598 (Ieyasu fué el primer shogun Tokugawa) para que sirviera como protección espiritual a la zona sureste de Edo, y tener también un lugar de descanso o parada para los peregrinos o viajeros que se acercaban a la capital por la Tokaido sen o ruta de Tokaido, el camino que unía Edo con Osaka, pasando por lugares importantes como Kyoto.

Desde la caída de los Tokugawa, el templo, que originalmente fué el más grande de la ciudad con 48 subtemplos y unos 100 edificios más, ha quedado reducido a lo que es hoy, ya que ardió hasta 3 veces. Los edificios actuales datan de mediados de los setenta.
La única estructura antigua que queda es la puerta, San-gadatsu-mon, que mide 21 metros y es de 1612. Es también la estructura de madera más antigua de Tokyo, y es una de las "Propiedades Culturales Importantes" de Japón.

Arriba, vista de una de las calles de Roppongi.

La verdad es que Tokyo es una de las ciudades más limpias en las que he estado. Apenas hay basura en el suelo, a pesar de lo complicado que es encontrar una papelera. Porque casi no hay y, cuando por fin la encuentras, tienes que rezar para que tu residuo pueda tirarse ahí, ya que reciclan todo.
Están muy concienciados con el desarrollo sostenible. Incluso en nuestro hotel tenemos dos papeleras diferentes. Una para plásticos y otra para materiales "combustibles" como papel, cartón y materia orgánica.
Y en las calles, separan las latas de las botellas de plástico de las de cristal, y los materiales combustibles, así que a veces puedes encontrarte (cuando consigues encontrar una papelera) con 4 tipos de papeleras juntas.
También tienen paneles solares por todas partes. En señales, semáforos, edificios... hasta móviles solares!

Hablando de móviles, los de aquí molan un montón. Los hay de miles de colores y, como las tarifas de internet en el móvil deben ser ridículas, ven la tele, navegan... vamos como nosotros, pero en España va leeeeento y encima es caro. Y las pantallas son más grandes. Y algunos móviles tiene cámaras de 10 mpx.
Así están, que viven pegados al móvil. De verdad. Pero no hablando (que, por cierto, está prohibido hablar por tlf en el metro y tren, y hay que tenerlo en silencio) sino chateando, viendo pelis, mandando correos...

Bueno, pues esto es todo por hoy. Hasta pronto!
MyFreeCopyright.com Registered & Protected