Tokyo Dia I

Hola a todos! Ya estamos aquí, instalados en la capital nipona.
Estamos agotados; es un viaje muy largo (2 horas hasta London y luego 11 y pico hasta Tokyo), y encima hemos tenido algún que otro contratiempo.
En el avión hacia Londres todo Ok pero en el avión a Tokyo mi tele no funcionaba. (Jooooo) Estos aviones están muy pero que muy bien (era un 747) y resulta que tienes una tele pequeñina en el asiento delante tuyo, y puedes hacerte listas de música, ver series y pelis cuando quieras de un catálogo que tienen (estrenos y no estrenos; por ejemplo, tenían Aliens vs Monstruos, y Parque Jurásico) y puedes ver por dónde va tu avión, velocidad que llevas, etc.... Pues la mía NO. La auxiliar de vuelo a la que se lo dije, encantadora, nos ofreció cambiarnos de sitio, pero como eran los que queríamos (nos costó elegirlos al hacer la facturación online) y tampoco queríamos fastidiar a nadie con lo de su tele, pues me aguanté. Y a ratos pude verla, así que todo bien, porque el resto del tiempo estuve o comiendo o durmiendo.
La gente de British Airways un encanto, todos.
Al llegar al aeropuerto de Narita, despues de las horas de vuelo, resulta que nos dicen que hemos dejado nuestras maletas atrás, porque por un error o algo así salía como que los dos íbamos sin maletas, qué cosas. Así que muy amablemente nos dieron una tarjeta con 70 libras (10.000 yenes) para ropa para un día, porque seguro que llegaban mañana.
Genial.
Bueno, tranquilos, tampoco es tan grave. Conseguimos sacar el dinero, compramos el billete del autobús que sale desde Narita para Shinjuku (Limousine bus: http://www.limousinebus.co.jp/en), que es donde está nuestro hotel.
Llegamos a Shinjuku, después de un paseo por Tokyo en el bus en el que hice millones de fotos (os pongo una) y a encontrar nuestro hotel, que está al lado de la estación, es el Hotel Sunroute Plaza Shinjuku, os lo recomiendo porque está muy bien.
Foto de cartel publicitario desde el autobús.

Al llegar al hotel, como eran antes de las 14:00, no pudimos hacer el check-in. Así que aprovechamos para irnos de compras, a por algo de ropa y desodorante y demás para pasar el día sin maletas.
Volvimos al hotel para refrescarnos un poco, dejamos un par de cosas y luego volvimos a salir a dar un paseillo.
Mientras recorríamos las calles y tiendas de Shinjuku, en una tienda de libros cerca de Studio Alta (un sitio emblemático del barrio) nos abordó un japonés muy gracioso, que nos preguntó de dónde éramos. En cuanto le dijimos que españoles se puso como loco a decir Madrid, Velazquez, Goya, Cervantes, El Quijote, Barcelona, Sevilla, contó hasta diez, Guernica, hola buenos días, mi nombre es tal, soy japonés... Y no nos dejaba decir ni mu. Jajajaja. Ni en inglés, ni en japonés ni en español. Daba igual lo que le contásemos, él tenía que soltar todo el español que sabía de golpe. Pero era genial. La verdad es que son súper divertidos.
Shinjuku

Como estábamos agotados, el día se ababó pronto. A las 19 ya estábamos roncando tan felices.
Mata ashita! (Hasta mañana!)
MyFreeCopyright.com Registered & Protected