Tokyo Día XI

Domingo, 12 Julio 2009.

No, no es que me haya comido una entrada o se me haya olvidado un día. Es que el sábado no hicimos nada en especial. Paseamos por la cuidad, compramos algunos detalles que nos faltaban... tuvimos un día en plan tranquilo.

El domingo, aunque también fué bastante ligerito, nos fuimos de visita a Meguro.

Primero fuimos la Instituto para el Estudio de la Naturaleza o Shizen Kyoiku que pertenece al Museo Nacional de Ciencias.
Ocupa unos 200.000 metros cuadrados (o eso dice su web, pero desde luego es enorme) en el que se pueden encontrar ecosistemas del área de Tokyo, como el bosque, pantanos y estanques (con unas tortugas muy listas que en cuanto ven que se acerca gente vienen corriendo hacia tí, a ver qué cae)

Es un sitio precioso y muy tranquilo para dar un paseo agradable. Eso sí, no llevéis chanclas como hice yo, porque (esto era obvio, pero una no es perfecta) hay bichos, entre ellos arañas. Y grandes.
Así que mejor llevar un calzado cerrado que no haga que cada vez que veáis un monstruo de esos deís saltitos como si bailases claqué, quedando un poco mal ante los tranquilos visitantes que sólamente han venido a ver las plantas y los pájaros.

Por cierto, es un sitio perfecto para los aficionados a la ornitología y a la botánica. En esta foto del camino se ve mucha luz, pero hay zonas en las que te metes por caminillos que de verdad te hacen sentir como si estuvieras en un bosque enorme (que es el caso)

Tokyo Día IX

Viernes, 10 Julio 2009.

Ya dando los últimos coletazos de nuestro viaje, nos fuimos a visitar el barrio de Roppongi. Es un barrio muy poco "japonés", ya que albergó a las tropas estadounidenses durante la Ocupación Americana, después de la segunda guerra mundial. De ahí que comenzase a formarse aquí una comunidad gaijin (extranjero) importante.
Principalmente es un distrito de marcha nocturna, pero tiene 3 zonas (Roppingi Hills, el Centro Nacional de Arte y Tokyo Midtown) que están cambiando el concepto del barrio, aunque sigue siendo un sitio muy popular para salir, sobre todo entre las jóvenes japonesas y los gaijin.

Nosotros pasamos a visitar Roppongi Hills. Al parecer, tardó 17 años en estar totalmente acabado. Para su desarrollador, el magnate Mori Minoru, era un nuevo concepto urbano en Tokyo. Está bien surtido de espacios abiertos y verdes. Su edificio principal, la Torre Mori, tiene 54 pisos e incluye el Museo de Arte Mori ocupando sus primeros pisos. Se puede subir a un observatorio en el punto más alto de Tokyo por 1500 yens.
Foto del edificio.



Tokyo Día VIII

Jueves, 9 Julio 2009.

Asakusa. Aquí está el templo budista más importante de Tokyo, Senso-ji, de ahí que esté lleno de peregrinos y turistas.
Lo primero que se ve del templo es la gran puerta, el Kaminari-mon, o puerta del trueno. Está guardada por Raijin y Fujin, los dioses del trueno y del viento, respectivamente. Foto.

Se puede ver la cantidad de gente que hay, ¿verdad?
Luego uno se encuentra en una calle (Nakamise-dori) llena de tiendas a ambos lados, vendiendo kimonos, pai-pais, sandalias japonesas (geta), muñecas tradicionales japonesas, tortas de arroz.. y miles de souvenirs para los turistas.
Otra puerta, Hozo-mon o puerta del tesoro, anuncia ya el templo. El tesoro del que habla el nombre de la puerta son unos sutras chinos del siglo XIV, que están en el segundo piso. Están protegidos por dos dioses, dos Nio (los guardianes tradicionales de los templos budistas). Se pueden ver sus sandalias al otro lado de la puerta. Son enormes, la pena es que se me olvidó hacerles una foto...

Tokyo Día VII

Miércoles, 8 Julio 2009.

El miércoles nos fuimos de excursión a Enoshima y Kamakura.

Enoshima está en la zona de Kamakura, pero es famosa por una pequeña isla (1 Km de diámetro) que alberga bastantes templos, un jardín botánico y unas cuevas. Nos encantó. Los templos, aunque no vimos una estatua famosa de la diosa Benten desnuda, están muy bien. Los hay tanto budistas como sintoístas. La isla en sí es preciosa, y ver el mar siempre me anima, así que acabamos muy contentos.
Foto de la isla desde abajo (la cantidad de escaleras que subimos y bajamos...)



Lo que se ve es la calle principal, llena de tiendas con souvenirs, algunos incluso surferos, y restaurantes.
Llegamos pronto y no estaba muy animado, porque encima era entre semana, y el tiempo no es que fuera muy bueno... casi salimos volando del viento que había, jeje. Pero luego, cuando nosotros ya nos marchábamos, sobre las 13, empezaba a venir bastante más gente.
La verdad es que esta circunstancia nos vino muy bien, porque pudimos disfrutar de toda la isla tranquilamente, sin las aglomeraciones que creo que suelen producirse, porque al principio éramos unos 20 visitantes (a ojo de buen cubero, eh) en toda la isla, y encima dispersos.

Tokyo Día VI

Martes, 7 Julio 2009.

El martes fuimos a Ueno. Es un parque bastante grande en el que se concentran varios museos, entre ellos el Museo Nacional de Tokyo.

El primer sitio que visitamos fué el Museo Nacional de Ciencias. Ya sé que es el tercer museo "científico" que visitamos, pero este es de los "clásicos". Y no veáis qué colección de fósiles y minerales tienen. Para más info y fotos de esto, mi otro blog.
El museo está muy pero que muy bien. Salimos muy contentos.
Está dividido en dos zonas. Una general y otra de Japón.
La zona general tiene zonas dedicadas a la biodiversidad, con animales y plantas (disecados) de todo tipo. Zonas en las que se explica el origen de la vida y la evolución, con minerales, rocas y fósiles. Y en la azotea tienen un jardín de hierbas (foto debajo) y otro con sombrillas de colores. Muy mono, pero con el calor que hacía, corrimos para entrar al resguardo del aire acondicionado del museo.


Tokyo, día V

Lunes, 06 Julio 2009.

El lunes fuimos a Odaiba, y la zona del frente marítimo. La verdad es que es muy distinta de como lo había imaginado. Es como una extensión de Tokyo. Como es una isla me lo imaginaba como todo pequeño, casas bajas. Pues no, lo dicho, edificios igua de altos que los de Tokyo.
Sitios interesantes para ver en la zona de la bahía:
La lonja de Tsukiji (hay que madrugar un montón para ver bien la venta del pescado), los jardines de Hama Rikyu Teien, muy cerca de la estación de Shiodome, Odaiba, y los templos de Tsukiji Hongan-ji (budista) y Sumiyoshi-jinja (sintoísta).
En Odaiba se puede visitar el edificio de Fuji TV, con su plataforma de observación; el Tokyo Big Sight (Feria internacional de Muestras de Tokyo), los grandes almacenes Decks Tokyo Beach (donde hay un parque de atracciones de SEGA) y Venus Fort (que imita la época del Renacimiento Italiano) y los museos de Ciencias Marítimas (que, aunque ponga que los lunes no está cerrado LO ESTÁ, creedme; o por lo menos este lunes lo estaba) y el Museo Nacional de Ciencias Emergentes e Innovación.
Este último, el de Ciencias Emergentes e Innovación está muy bien. Es del estilo de los de toquetear. Hay una réplica de un módulo espacial, robots con los que puedes interactuar, ciencia interactiva, vamos. Abajo os pongo una foto de un globo terráqueo enorme que hay colgando cuando subes a la segunda planta. La verdad es que os recomiendo visitar este museo si pasáis por aquí.



Tokyo, Día IV

Domingo, 5 Julio 2009

Buenas de nuevo!
El domingo fuimos a Harayuku, otro de mis barrios preferidos. Muchísima gente comprando por todas partes, chicas vestidas de todas las maneras imaginables, ropa chulúsima, un templo precioso con mercadillo incluido... Foto de Harayuku debajo.

Obsérvese que hay Accesorize. Y un poco más adelante, Zara y H&M, pero no son tiendas comunes (Zara un poco más, pero no mucho).

Tokyo Dia III

Sábado, 4 de Julio de 2009.

Hoy hemos ido a conocer un poco más a fondo nuestro barrio, empezando por las Oficinas del Gobierno Metropolitano, a las que ya vinimos ayer, pero que tienen un mirador el la planta 45 de sus dos torres que merece la pena. Subimos al mirador norte. Abajo una foto.


Tokyo, día II

Hola de nuevo!
Hoy hemos ido a comprar el Grutt Pass (un pase con descuentos o entradas gratuitas a museos) a las oficinas del gobierno metropolitano, que están cerca de nuestro hotel. Por el camino hemos ido descubriendo el barrio, la parte de los rascacielos. Os pongo una foto debajo, el ovalado es mi edificio favorito!



Tokyo Dia I

Hola a todos! Ya estamos aquí, instalados en la capital nipona.
Estamos agotados; es un viaje muy largo (2 horas hasta London y luego 11 y pico hasta Tokyo), y encima hemos tenido algún que otro contratiempo.
En el avión hacia Londres todo Ok pero en el avión a Tokyo mi tele no funcionaba. (Jooooo) Estos aviones están muy pero que muy bien (era un 747) y resulta que tienes una tele pequeñina en el asiento delante tuyo, y puedes hacerte listas de música, ver series y pelis cuando quieras de un catálogo que tienen (estrenos y no estrenos; por ejemplo, tenían Aliens vs Monstruos, y Parque Jurásico) y puedes ver por dónde va tu avión, velocidad que llevas, etc.... Pues la mía NO. La auxiliar de vuelo a la que se lo dije, encantadora, nos ofreció cambiarnos de sitio, pero como eran los que queríamos (nos costó elegirlos al hacer la facturación online) y tampoco queríamos fastidiar a nadie con lo de su tele, pues me aguanté. Y a ratos pude verla, así que todo bien, porque el resto del tiempo estuve o comiendo o durmiendo.
La gente de British Airways un encanto, todos.
Al llegar al aeropuerto de Narita, despues de las horas de vuelo, resulta que nos dicen que hemos dejado nuestras maletas atrás, porque por un error o algo así salía como que los dos íbamos sin maletas, qué cosas. Así que muy amablemente nos dieron una tarjeta con 70 libras (10.000 yenes) para ropa para un día, porque seguro que llegaban mañana.
Genial.
Bueno, tranquilos, tampoco es tan grave. Conseguimos sacar el dinero, compramos el billete del autobús que sale desde Narita para Shinjuku (Limousine bus: http://www.limousinebus.co.jp/en), que es donde está nuestro hotel.
Llegamos a Shinjuku, después de un paseo por Tokyo en el bus en el que hice millones de fotos (os pongo una) y a encontrar nuestro hotel, que está al lado de la estación, es el Hotel Sunroute Plaza Shinjuku, os lo recomiendo porque está muy bien.
Foto de cartel publicitario desde el autobús.

Al llegar al hotel, como eran antes de las 14:00, no pudimos hacer el check-in. Así que aprovechamos para irnos de compras, a por algo de ropa y desodorante y demás para pasar el día sin maletas.
Volvimos al hotel para refrescarnos un poco, dejamos un par de cosas y luego volvimos a salir a dar un paseillo.
Mientras recorríamos las calles y tiendas de Shinjuku, en una tienda de libros cerca de Studio Alta (un sitio emblemático del barrio) nos abordó un japonés muy gracioso, que nos preguntó de dónde éramos. En cuanto le dijimos que españoles se puso como loco a decir Madrid, Velazquez, Goya, Cervantes, El Quijote, Barcelona, Sevilla, contó hasta diez, Guernica, hola buenos días, mi nombre es tal, soy japonés... Y no nos dejaba decir ni mu. Jajajaja. Ni en inglés, ni en japonés ni en español. Daba igual lo que le contásemos, él tenía que soltar todo el español que sabía de golpe. Pero era genial. La verdad es que son súper divertidos.
Shinjuku

Como estábamos agotados, el día se ababó pronto. A las 19 ya estábamos roncando tan felices.
Mata ashita! (Hasta mañana!)

Viaje a EEUU, dia 1

Principios de agosto de 2004.

Estamos dirección a Paris para coger otro vuelo que nos llevará a las Américas con Air France. Vamos en un Air Bus A320, de los pequeñines. Mi compañero de asiento (son triples y, como somos 4 me ha tocado ir a mí solita, menos mal que sólo hay un señor en mi grupo de asientos) se ha sentado en ventanilla, sin pedirme permiso ni consultarme ¡ha cerrado la ventanilla! ¿Y si resulta que yo, inocente de mí, quería mirar cómo es el cielo y esas cosas? ¿¿¿EH????? ¿¿¿Se le ha ocurrido pensarlo???

En fin, nos han dicho algo en un idioma extraño que parece ser como inglés pero con ese acento tan bonito que le dan los franceses, lo que implica que no hemos entendido absolutamente nada. Espero que no fuera que se está cayendo el avión y nos vamos a estrellar....

Ya llegamos al Charles de Gaulle, París (por cierto, cuando íbamos a aterrizar le pedí a mi amable compañero de asientos que si podía subir la ventana).

Aquí tuvo lugar una anécdota curiosa entre mi tía y una amable (y enorme) trabajadora del aeropuerto acerca de si se debía fumar o no en las pistas, con queroseno cerca, pero el resto de nuestra estancia en el aeropuerto francés fué sin incidentes. MIENTO, es verdad. Viajamos a EEUU después del 11S, lo que implica que, por supuesto, nos pararon antes de entrar en el avión para revisar nuestras mochilas, con cacheo incluido...

Por fin parece que hemos conseguido subir al avión (todo sea que aparezcan agentes de la CIA y nos saquen a la fuerza, con bombas de gas y eso...) y es un estupendo 747, en el que el espacio que tienes para las piernas es el justo para que tus rodillas choquen con el asiento de delante (y no es que yo sea una torre). Teníamos los baños justo detrás, así que por lo menos podíamos reclinar el asiento sin molestar al de atrás.

La tripulación nos ha pasado dos papelillos, uno blanco y otro verde, para rellenar. La blanca la tiene que rellenar un sólo miembro de la pandi, así que se encargó mi madre (gracias a Tutatis no debió poner nada sospechoso, porque conseguimos volver a España sin que nos molestase ninguna de las varias agencias gubernamentales de seguridad).

Menú del avión:
Ensalada vegetal de feta y huevo cocido
Segundo a elegir entre pollo asado con ratatouille y patatas asadas o raviolis con salmón.
Un trozo de camembert (por algo son franceses ¿no?)
Yogur, flan de albaricoque, café y té.

El viaje se me hizo ETERNO y eso creo que fueron como 6 o 7 horas. Llegamos al aeropuerto de Nueva York a las 22 hora local, las 4 de la mañana españolas. Y empezó nuestra aventura....

Como llegamos tan tarde, pues resulta que las ventanillas pra reservar o pedir habitacion para los hoteles del aeropuerto estaban cerradas, y NO TENÍAMOS UN HOTEL RESERVADO PARA ESTA NOCHE (Já, já, já. Esto me enseñó a tener tooodo reservado cuando vaya de viaje). Bien, bueno, no paaasa naada. Pues no dormíamos en un hotel del aeropuerto, da igual.
Se decidió que nos iríamos a dormir a New Jersey (el sitio exacto no estaba claro), y a la mañana siguiente alquilaríamos el coche para ir a Carolina del Sur, que ahí si que teníamos reservado el hotel para una semana, porque es donde más íbamos a estar (Menos mal...)
Nos enteramos de que desde el aeropuerto salía un bus que llegaba a Port Authority, la estación de autobuses de Nueva York. Pues allá que vamos. Por cierto, un taxi costaba 200$... no comment. El billete del autobus costó 15$, y nuestra aventura por las calles de Nueva York, no tiene precio.

En vez de dejarnos en la estación, nos dejó en la 8ª avenida, por no sé qué problema, la lado de la esquina con la 42, que es donde estaba la estación. Así que a andar por Nueva York a las 11-12 de la noche, con unas maletas de un tamaño a tener en cuenta. Y las ruedas del mío estaban rotas. Y ENCIMA VA Y SE PONE A LLOVER. AAAghhhh!!!

Un inciso, no sé si habréis visto el capítulo de los Simpsons en el que van a Nueva York, y Hommer quiere salir a toda prisa de ahí antes de que anochezca. Pues la verdad, tenía razón. No sé si luego será un sitio súper seguro y súper tranquilo, pero desde luego no es la impresión que transmite, y menos, claro, cerca de una estación de autobuses pasada la frontera de la calle 42, en la zona este (al parecer, una mitad de esa calle está bien, la otra no. De la 5ª a la izquierda está Ok, de la 5ª a la derecha... malo)

En vez de ir directamente a la estación, nos fuimos a buscar la calle 45, porque nos dijeron que allí había un hotel (mala idea). Todo esto, no lo olvidéis, con las maletas. La mía, por cierto, pesaba 18 kilitos y cada rueda iba para un sitio diferente al andar, no sé si ya lo he dicho. Resultó (qué sorpresa) que el hotel era astronómicamente caro (creoque era el Marriott JA JA JA). De vuelta a la estación.
Y ahora llueve de verdad, vamos, con ganas.
De camino al hotel, por cierto, nos siguieron 3 tipos sospechosos (no entiendo por qué, si pasábamos tan desapercibidos... apénas se nos notaba que éramos turistas perdidos) pero luego pasaron de nosotros.

Por fin, la estación. Un sitio a cubierto (menuda gente en los alrededores, claro, a esas horas...) Ahora a rezar porque haya un autobús que nos lleve esta noche a New Jersey. ¡Lo hay! ¡Gracias! Compramos los billetes y, mientras esperábamos, hubo un pequeño incidente sin importancia entre la parte fumadora de mi familia y las alarmas de incendios de la estación que hizo que se retrasasen todas las salidas de autobuses, sobre todo (qué cosas) la nuestra. Pero no llegó a más.
Parece que nuestro autobús ya está listo para salir. Necesitamos dormir pero YA. ¿Qué? ¿Que no podemos subir? (por qué no me extraña???). Uf, falsa alarma, es que, como llevamos maletas, tenemos que esperar a que suba todo el mundo para meter las maletas abajo y luego ya subir. No, si al final dormimos en la estación.
Al final si subimos PERO SÓLO HABÍA DOS ASIENTOS Y ÉRAMOS 4. Me parto.
Pues mi hermano y yo en el pasillo, de rodillas (si, de rodillas, no nos queríamos sentar por si alguien quería pasar). Había de todo en el autobús, entre ellos una especie de equipo de fútbol americano (no sé si lo eran, pero eran enormes) borrachos perdidos, cantando canciones de guerra. Os juro que estaba tan cansada que me dormí de rodillas, aunque hacía lo posible por no dormirme; estaba muerta de miedo, porque veía que al final nos pasábamos la parada, y vete a saber dónde acabamos. Cuando se fué bajando gente, nos pudimos sentar. El viaje se me hizo eterno, pero llegamos. El autobús nos dejó justo en un motel que no estaba mal, nos registramos (menos mal, un poco de suerte, tenían habitaciones) y a dormir!!! (encima de la cama)

Fin del día 1.

Los viajes de Gulliver

Hola de nuevo. He estado pensando seriamente que necesito una temática para el blog. Si no, al final meto pensamientos inconexos e incompletos.
Pero hay algo que puede ser el tema central (creo que siempre tendré pensamientos sueltos, soy así).
Los viajes!!
Adoro viajar, y tengo la suerte de que he podido visitar sitios bonitos. Así que iré metiendo entradas de esos lugares, con fotos y opiniones.
Espero que me salga bien, y tener tiempo para hacerlo!

Feliz año 2009

Hola a todos, dicen que más vale tarde que nunca, así que feliz año.
¿Que qué tal ha empezado el año? Pues la verdad... no lo sé. Muchos cambios y no sé si serán buenos o malos. Espero que buenos!
Ya tengo mi lista de propósitos para este año. Son bastantes, y sé que seguramente no podré cumplirlos todos, pero me encanta ir tachando de la lista los que voy consiguiendo.
Bueno, besitos y hasta pronto,
MyFreeCopyright.com Registered & Protected